skip to Main Content
Servicio al Cliente:   305-974-7373   |   284-494-8583   |   284-345-8335
Regístrate    |    Iniciar Sesión    |    Mi Cuenta

Elige el envío puerta a puerta para una mejor experiencia

Elige El Envío Puerta A Puerta Para Una Mejor Experiencia

Los vuelos más cortos con menos cambios también significan una mayor seguridad para la carga. Menos conexiones reducen la posibilidad de manipulación o daño a las mercancías incurridas al moverlos de un avión o embarcación a otro. El envío puerta a puerta, definitivamente, es el más adecuado para envíos de tiempo limitado, que pueden ser cualquier cosa, desde artículos personalizados o documentos importantes.

El servicio puerta a puerta consiste en una prestación logística que parte en el retiro, para luego transportar la encomienda y por último, entregar los paquetes y/o mensajería.

Son varios los beneficios que podemos encontrar en este procedimiento, entre ellos, la comodidad, la seguridad y el bienestar. Sin embargo, es importante tener en cuenta que todos los pasos, desde la toma de decisión del envío del paquete hasta su llegada, deben estar organizados.

Entonces, una vez arreglado un presupuesto y luego de embalar la encomienda, es el momento de la recogida. Es un acto simple pero requiere de unos pasos para que sea eficaz. Si bien es más cómodo que trasladarse para planificar la gestión, la recogida debe estar bien acordada para evitar posibles malos entendidos. Los horarios pueden llegar a causar problemas si no se tratan con la empresa desde una primera instancia. El horario de recogida se basa en la ruta del repartidor y éste puede durar varias horas, es por ello que es imprescindible tener en cuenta que el paquete pueda ser retirado sobre un periodo de tiempo de algunas horas. Una solución podría ser dejarlo en un lugar donde se encuentre una persona en todo ese transcurso de tiempo, por ejemplo en una recepción, una secretaria, un local comercial, etc. En caso de tener que retirar el paquete de manos de otra persona, se debe aclarar para no llegar a ciertas desinteligencias.

Aunque parezca redundante, hay que aclarar que la persona asignada para retirar el producto debe seguir una ruta y no puede perder el más mínimo tiempo, es decir, que se debe prestar atención a aquellos detalles tales como tener un buen timbre o un buen portero para el momento de la recogida, el mensajero no puede parar y perder tiempo de su trabajo.

Más adelante, cuando el envío se encuentra en viaje, la empresa ofrece el servicio del seguimiento. Éste es un movimiento que permite controlar el envío mediante un sistema de rastreo durante todo su trayecto. El tracking es accesible para todos los clientes ya que dicha información está abierta para chequear el estatus del paquete desde su auditoría hasta su recepción.

Realizar un envío no es para nada difícil, por el contrario, debemos permitir que nuestra empresa pueda hacer todo por nosotros, solo debemos tener la cautela de seguir cada paso de nuestro encomienda para asegurarnos de que todo esté en orden.

Back To Top